Club de Pensadores Universales

Para donaciones en Estados Unidos y tener mas entradas en el Blog, puedes depositar en cualquier Sucursal Wells Fargo a la cuenta 2979793466. Gracias.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Alfonso el Sabio


     Alfonso el Sabio, (1221-1284), es, como ya hemos indicado, la figura literaria que domina casi todo el siglo XIII castellano. Su obra fue de tal complejidad y aliento, que justifica el sobrenombre que le ha dado la posteridad. Una parte de esta obra, no ha llegado hasta nosotros; pero entre la que nos ha sido conservada, distínguese la de carácter poético, legislativo, histórico, y científico.
    Como rey, Alfonso X, no pasó de mediocre; pero como intelectual, es la gran figura que produce y estimula la prosa científica y, muy particularmente, la de historia; él es, también, quien recoge la poesía lirica que baja hacia castilla, desde la blanda y delicada tierra galaica, cuna de las cantingas; él es, quien impone el empleo del romance en documentos; y es él, en suma, quien da aliento a todas las actividades literarias, que empiezan a florecer alrededor de la epopeya primitiva.
     La obra poética de Alfonso el Sabio, está representada por las, Cantingas de Santa María, colección de 400 composiciones, todas empapadas de sentimiento religioso, y dedicadas a celebrar a la Virgen María, sus milagros, y leyendas.
    Entre las obras legislativas de Alfonso el Sabio, sobresale el Fuero Real, ensayo de legislación basado en los fueros municipales y que se dictó en sustitución del Fuero Juago.
     Obra jurídica también muy importante son, las Siete Partidas, o Fuero de las Leyes, el monumento más insigne que en este ramo del saber, produjo el Medioevo, y que tuvo honda influencia en toda la legislación española. La prosa de Las Partidas, ya aparece con los arreos, la elocuencia, y la pureza de un idioma cuajado y con genio propio, y su empeño era reconocer los orígenes de todo derecho, determinar los fundamentos de las leyes, definirlas conforme a los principios de la moral cristiana, y autorizarlas con la doctrina de los sagrados libros, y de los sabios antiguos y modernos de oriente.
     Aún no había dado término Alfonso el Sabio a ésta obra ingente, cuando acometió otra de no menos aliento, la Historia de España o Primera Crónica General, que, “por el momento en que aparece, por las relaciones que guarda con las demás obras científicas y literarias, que ilustran a memoria de este renombrado monarca, y finalmente por los diversos estudios que revela, constituye uno de los más extraordinarios monumentos que ofrece la civilización española, por grandes que sean la inexperiencia, credulidad, y rudeza, y por excesivo el candor que en ella descubramos.”
     Como complemento de la, Crónica General, Alfonso X escribió la, Grande y General Historia, que aspira a ser una verídica y autentica historia universal. Ahí aparece la tendencia de dar unidad al concepto de la historia de todo el género humano, como si su autor hubiese adivinado esa disciplina científica de los tiempo modernos, que se ha llamado filosofia de la historia.
     Finalmente entre los trabajos de orden rigurosamente científico, se destacan con singular relieve un Saber de Astronomía, y las celebres Tablas Alfonsíes, que se propusieron la tarea, incompletamente lograda, de corregir y modificar gran parte de la doctrina Tolemaica.
     Tomado de : Enciclopedia Autodidacta Quillet, Tomo I. Editorial Cumbre S.A. México 1977. Grolier. Pag. 331. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario