Club de Pensadores Universales

Para donaciones en Estados Unidos y tener mas entradas en el Blog, puedes depositar en cualquier Sucursal Wells Fargo a la cuenta 2979793466. Gracias.

sábado, 6 de junio de 2020

El Castillo de Bran

     El Castillo de Bran, es un castillo en Bran, a 25 kilómetros, o16 millas, al suroeste de Brașov. Es un monumento nacional, y un hito en Rumania. La fortaleza está en el lado de Transilvania de la frontera histórica con Valaquia, en la carretera DN73.

     Comúnmente conocido fuera de Rumania como el Castillo de Drácula, aunque es uno de varios lugares vinculados a la leyenda de Drácula, incluido el Castillo de Poenari
y el Castillo de Hunyadi,
a menudo se le conoce erróneamente como el hogar del personaje principal en Drácula de Bram Stoker. No hay evidencia de que Stoker supiera algo sobre este castillo, que solo tiene asociaciones tangenciales con Vlad el Empalador, voivoda de Valaquia, la supuesta inspiración para Drácula.
     El autor holandés, Hans Corneel de Roos, propone como ubicación para el Castillo de Drácula, una cima de montaña vacía, el monte Izvorul Călimanului, de 2.033 metros, o 6.670 pies de altura, ubicado en los Alpes de Călimani, cerca de la antigua frontera con Moldavia. La descripción de Stoker del desmoronado castillo ficticio de Drácula, tampoco tiene parecido con el castillo de Bran.
     El castillo ahora es un museo dedicado a exhibir arte y muebles coleccionados por la Reina María.
     Los turistas pueden ver el interior por su cuenta, o mediante una visita guiada. Al pie de la colina, hay un pequeño museo al aire libre, que exhibe estructuras campesinas tradicionales rumanas, cabañas, graneros, maquinaria impulsada por el agua, etc. de la región de Bran.

Historia

Castillo de Madera de la Orden Alemana

     En 1212, la Orden Teutónica construyó el castillo de madera de Dietrichstein, como una posición fortificada, en Burzenland, a la entrada de un paso de montaña, a través del cual los comerciantes habían viajado durante más de un milenio. Este castillo fue destruido por los mongoles en 1242.
     El nombre original del castillo, Dietrichstein o lapis Theoderici en latín, la "Piedra de Dietrich," parece haberse derivado del Comthur (Comandante) y del Preceptor regional, frater Theodericus, mencionado en un documento de 1212.
     Este Dietrich es el probable constructor del castillo. Un documento de 1509, confirma que el condado de Törzburg, había pertenecido al Comandante Dietrich, de la Orden Teutónica.
Castillo de Piedra de los Sajones de Kronstadt

     La primera mención documentada del Castillo de Bran, es el acto emitido por Louis I de Hungría, el 19 de noviembre de 1377, que otorga a los sajones de Kronstadt (Brașov moderno), el privilegio de construir el castillo de piedra, por su propia cuenta y mano de obra;
     El asentamiento de Bran, comenzó a desarrollarse cerca. En 1438–1442, el castillo fue utilizado en defensa contra el Imperio Otomano, y más tarde se convirtió en un puesto de aduanas en el paso de montaña entre Transilvania y Valaquia. Aunque muchos castillos de la época pertenecían a miembros de la nobleza, se ha establecido que el Castillo de Bran, fue construido casi exclusivamente para la fortificación y protección de los colonos alemanes en Transilvania.  
     Se cree que el castillo fue ocupado brevemente por Mircea el Viejo de Valaquia. (r. 1386–95, 1397–1418) durante cuyo período se estableció el punto de aduana. El gobernante valaco, Vlad Țepeș (Vlad el Empalador; 1448–1476), no parece haber tenido un papel significativo en la historia de la fortaleza, aunque pasó varias veces por el desfiladero de Bran.
     En algún momento, el castillo de Bran pertenecía a los reyes húngaros, pero debido a que el rey Vladislas II (r. 1471-1516) no pudo pagar los préstamos, la ciudad de Brașov recuperó la posesión de la fortaleza, en 1533. Bran desempeñó un papel militarmente estratégico, a mediados del siglo XVIII.
Residencia Real y Secuelas.

     Con el Tratado de Trianon, de 1920, Hungría perdió Transilvania, y el castillo se convirtió en una residencia real, dentro del Reino de Rumanía, después de ser entregado a la casa real por los sajones de Kronstadt-Braşov, que no tenían más uso, y no tenían interés en financiar la propiedad dañada por el tiempo.
     Se convirtió en el hogar y retiro favorito de la reina María, quien ordenó su extensa renovación, realizada por el arquitecto checo, Karel Zdeněk Líman. El castillo fue heredado por su hija, la princesa Ileana, quien dirigió un hospital allí, en la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, el castillo fue capturado por el régimen comunista, con la expulsión de la familia real en 1948.
    En 2005, el gobierno rumano aprobó una ley que permite reclamos de restitución de propiedades expropiadas ilegalmente, como Bran, y por lo tanto, un año después, la propiedad del castillo fue otorgada al estadounidense, Dominic von Habsburg, hijo y heredero de la princesa Ileana.
     El 18 de mayo de 2006, después de un período de procedimientos legales, el castillo fue devuelto legalmente a los herederos de la familia Habsburgo. Sin embargo, el estado rumano, a través del Ministerio de Cultura, también lo administraría durante los próximos tres años.
     En septiembre de 2007, un comité de investigación del Parlamento rumano, declaró que la retrocesión del castillo al archiduque Dominic era ilegal, ya que infringía la ley rumana sobre propiedad y sucesión. Sin embargo, en octubre de 2007, el Tribunal Constitucional de Rumania, rechazó la petición del parlamento sobre el asunto. Además, una comisión de investigación del gobierno rumano, emitió una decisión en diciembre de 2007, reafirmando la validez y legalidad de los procedimientos de restitución utilizados, y confirmando que la restitución se realizó en cumplimiento total de la ley.
     El 18 de mayo de 2009, la administración del castillo de Bran, fue transferida del gobierno al archiduque Dominic y sus hermanas, la baronesa María Magdalena de Holzhausen y Elisabeth Sandhofer. El 1 de junio de 2009, los Habsburgo abrieron el castillo reformado al público, como el primer museo privado del país, y presentaron, en colaboración con el pueblo de Bran, un concepto estratégico conjunto para mantener su destacado papel en el circuito turístico rumano, y salvaguardar la base económica de la región, en el país. 
El Castillo de Drácula 
Vlad en Empalador

     Vlad III Drácula, mejor conocido como Vlad el Empalador, fue gobernante de Valaquia entre 1448 y 1476. Además de ser conocido coloquialmente como la inspiración para el personaje titular de Bram Stoker en la novela Drácula, Vlad III es conocido por cometer actos brutales de guerra.
     En su reinado estuvo bajo constante amenaza de ataque tanto de las fuerzas otomanas como húngaras. Durante una retirada infame de las fuerzas otomanas, Vlad III hizo que los cuerpos de sus enemigos y sus ciudadanos fueran empalados en grandes picos en el campo que rodeaba a su país. Su afición por empalar a sus víctimas no solo le valió el sobrenombre de "Vlad el Empalador", sino que también aseguró su supervivencia durante la retirada, ya que las fuerzas otomanas regresaron a casa después de ver la escena grotesca que Vlad III había preparado para ellos.
Blad en Empalador y el Castillo Bran

    Aunque muchos mitos se han relacionado con Vlad III en relación con el mito de Drácula, la mayoría de los historiadores están de acuerdo en que Vlad III Drácula nunca pisó Castle Bran. Castle Bran no era un lugar amigable para que Vlad III lo visitara, ni estaba bajo su gobierno.
     El castillo estaba vinculado a Vlad III por varias razones. El castillo había estado vinculado durante mucho tiempo a su encarcelamiento después de que fue capturado por los húngaros en 1462. Se creía que estaba encarcelado en el castillo de Bran, pero los historiadores ahora concluyen que Vlad III fue encarcelado en una fortaleza en Budapest.
     Los historiadores dicen que Castle Bran fue elegido para ser la ubicación coloquial del encarcelamiento de Vlad III, ya que es una estructura más inquietante y dramática que otros castillos de la región. Tanto historiadores como académicos han concluido que Vlad III probablemente nunca pisó el castillo. Sin embargo, debido a la falta de relatos históricos escritos de la región en ese momento, la idea no puede ser completamente desacreditada.
Conección con el Drácula de Bram Stoker

     Aunque Vlad III puede no haber estado nunca en Castle Bran, todavía existe una fuerte conexión entre el castillo y la novela Drácula, de Bram Stoker. Durante la investigación de Stoker en la región de Transilvania, se encontró con los brutales relatos de las atrocidades cometidas por Vlad III. Se dice que utilizó directamente el nombre de Drácula después de leer sobre el tema, pero que su inspiración para Drácula no se basó únicamente en la figura histórica.
     En cambio, se dice que fue en gran parte debido al cine estadounidense que Vlad III es considerado la principal fuente de inspiración para el personaje del Conde Drácula. A pesar de que existe una conexión entre Stoker y Vlad III, todavía no se conoce una conexión directa entre el castillo ficticio de Stoker y el Castillo de Bran.
     La descripción del castillo en la novela Drácula no coincide con la descripción del castillo de Bran. Ahora se sabe que la razón por la que existe una conexión tan conocida y creída entre Castle Bran y la leyenda de Drácula (tanto en el sentido de Vlad III Drácula como de la novela de Bram Stoker) es el turismo. (Wikipedia en Ingles)

No hay comentarios:

Publicar un comentario