Club de Pensadores Universales

Para donaciones en Estados Unidos y tener mas entradas en el Blog, puedes depositar en cualquier Sucursal Wells Fargo a la cuenta 2979793466. Gracias.

jueves, 4 de junio de 2020

El Palacio de Schloss Leopoldskron

     Schloss Leopoldskron, es un palacio rococó y un monumento histórico nacional en Leopoldskron-Moos, un distrito al sur de la ciudad de Salzburgo, Austria. El palacio, y su parque circundante de siete hectáreas, se encuentra en el lago, Leopoldskroner Weiher. El palacio ha sido sede del, Seminario Global de Salzburgo, desde 1947. En 2014, el palacio y el edificio vecino de Meierhof, se abrieron como un hotel de propiedad privada, el Hotel Schloss Leopoldskron.
Historia
     El Príncipe Arzobispo de Salzburgo, el Conde Leopold Anton Eleutherius von Firmian (1679-1744), encargó el palacio en 1736 a orillas de un estanque existente, después de haberse enriquecido en el proceso de expulsar a más de 22,000 protestantes de Salzburgo. Adquirió el área entre el palacio y el Untersberg como propiedad familiar, que pasó en mayo de 1744 a su sobrino, el conde Laktanz Firmian, quien lo usó para albergar su gran colección de pinturas.
Esto incluyó obras de, Tiziano, Durero, Poussin, Rubens, y Rembrandt.
     Después de la muerte del arzobispo, en 1744, su corazón fue enterrado en la capilla del palacio, mientras que el resto de su cuerpo fue colocado en la catedral de Salzburgo. El palacio fue propiedad de la familia Firmian hasta 1837, incluso después de la muerte del conde Laktanz, en 1786. George Zierer, el dueño de una galería de tiro local, compró el palacio y le quitó la mayoría de las valiosas decoraciones interiores, incluyendo pinturas, grabados, y esculturas.
     El palacio tuvo varios propietarios durante el siglo XIX (incluido un banquero y dos camareros que querían usarlo con el nombre de Hotel Rey Ludwig I. de Baviera. En 1918 fue comprado por Max Reinhardt, el destacado director de teatro y cofundador del Festival de Salzburgo. Para entonces, el palacio necesitaba urgentemente una reparación. Con el trabajo de artesanos locales, Reinhardt pasó veinte años renovando el palacio.
     Además de restaurar la escalera, el Gran Salón, y el Salón de Mármol, creó la Biblioteca, la Sala Veneciana, y un teatro de jardín. Usó todo el edificio para sus producciones teatrales; el público tuvo que moverse de una habitación a otra. También lo usó como un lugar de reunión para escritores, actores, compositores, y diseñadores de todo el mundo.
     Reinhardt escapó a los Estados Unidos a medida que aumentaron las acciones contra los judíos, con la esperanza de que los alemanes fueran derrotados en la guerra. Trabajó en Hollywood durante la Segunda Guerra Mundial, y murió en Nueva York en 1943, antes de la victoria aliada.
    En 1939, el gobierno alemán confiscó el palacio como tesoro nacional, durante la toma de, "propiedad judía" en toda Austria.
     Durante el mismo año, Hermann Göring asignó el palacio a la princesa Stephanie von Hohenlohe, una austriaca que había estado espiando para los nazis, en Gran Bretaña y Europa, y que tenía muchos contactos influyentes.
     Fue acusada de transformarla en una casa de huéspedes para destacados artistas del Reich, y de servir como instalación de recepción en la casa de Hitler en Berghof.
     Von Hohenlohe, que conocía a Reinhardt antes de la anexión de Austria, pudo proteger las dieciséis cajas nazis de libros, porcelana, plata, y muebles de Reinhardt, y los envió a California, aunque el consuelo de sus posesiones tangibles, era poco consuelo contra el pérdida del Leopoldskron. Una vez que salió a la luz que Stephanie von Hohenlohe pudo haber sido un agente doble, huyó a Inglaterra, luego a América, devolviendo el palacio a manos nazis, hasta el final de la guerra.
     Al final de la guerra, una bomba había estallado en el jardín. Rompió las ventanas, destruyó un candelabro en la biblioteca de la planta baja, y envió fragmentos de metralla a los murales de la habitación china. También dañó el trabajo de estuco en la fachada sur. Las huellas del daño todavía se pueden ver hoy.
Después de la guerra, la propiedad fue devuelta a la finca Reinhardt.
     En 1946, Helene Thimig, la viuda de Max Reinhardt, ofreció el uso del palacio a Clemens Heller, quien fundó el, Seminario de Salzburgo en Estudios Americanos, un "Plan Marshall de la Mente", junto con Scott Elledge y Richard Campbell, todos estudiantes graduados de Harvard.
     El Seminario de Salzburgo, reunió a jóvenes de los países que habían estado en conflicto durante la Segunda Guerra Mundial, y originalmente ofreció educación sobre historia, arte, literatura, y cultura estadounidense, en un período en que las fuerzas armadas de los Estados Unidos, ocuparon partes de Alemania y Austria. Esto luego se transformó en un, "foro global".
    Desde 1947, se han celebrado más de 500 sesiones de seminarios sobre una amplia variedad de temas.
     En 1959, el Seminario Global de Salzburgo compró el palacio, y en 1973 el adyacente Meierhof, que formaba parte de la finca Firmian original.
     Han realizado amplias renovaciones y restauraciones para permitir que el palacio se use como centro de conferencias, y lugar para eventos que no sean el Seminario de Salzburgo. A principios de 2014, 50 habitaciones en el Meierhoft, el Meierhof Café, y el área de recepción, se sometieron a una renovación sustancial de dos meses.
     La renovación incluyó 3 habitaciones temáticas, "El sonido de la Música". En febrero de 2014, la propiedad reabrió bajo su nuevo nombre, Hotel Schloss Leopoldskron.
     El Hotel Schloss Leopoldskron es miembro de, Castle Hotels & Mansions Historic Hotels of Europe, y socio de, Climate Alliance Austria, la red de protección climática más grande de Europa.
En 2015, los Hoteles Históricos de Europa otorgaron al Schloss el premio, "Mejor Hotel Histórico de Europa". En el mismo año, el Schloss obtuvo un Certificado de Excelencia de TripAdvisor. En 2016, el Schloss ocupó el segundo lugar en el premio de Hoteles Históricos de Europa por un, "Mejor hotel histórico con 'Una historia para contar'".
    Entre los huéspedes notables del hotel se incluyen el Príncipe Carlos, Bill Gates, Kofi Annan, Arnold Schwarzenegger, Hillary Rodham Clinton, Ruth Bader Ginsburg y muchos más.
Sonido de la música
     En 1964, la película, The Sound of Music, dirigida por Robert Wise y protagonizada por Julie Andrews, fue producida en Salzburgo con los terrenos adyacentes a los de Schloss Leopoldskron como uno de los principales exteriores. De hecho, se filmaron 10 escenas al aire libre, que retratan la casa de Von Trapp. El palacio interior nunca se usó como la Villa de Von Trapp. En realidad, las escenas se filmaron en una propiedad adyacente (conocida como Bertelsmann, en ese momento), incluida la familia bebiendo limonada rosada ("no demasiado dulce, no demasiado amarga, ¡demasiado ... rosa!")
     En la terraza, Maria y el Capitán discutiendo en la terraza y los niños y María cayendo del bote al lago. Además, solo se filmaron tomas que muestran el lago en Bertelsmann, utilizando una réplica de la terraza de Leopoldskron y las, "puertas de los caballos" que conducen al lago.
    Las tomas del edificio en sí fueron filmadas en Schloss Frohnburg, y la decoración del salón de baile utilizado para las escenas interiores, es idéntica a la de la Sala Veneciana de Leopoldskron, la sala veneciana es mucho más pequeña que el salón de baile.
El escenario de las dos principales escenas de amor, una, entre Liesl y Rolf, con la canción, Sixteen Going on Seventeen, 
    y la otra, entre Maria y el Capitán, (Something Good) fue la glorieta de cristal, situada originalmente en los jardines del palacio.
  Los interiores del mirador fueron filmados en un escenario de sonido de Hollywood, y solo se ven tomas largas del mirador austríaco en la película. Posteriormente, el mirador se trasladó al otro lado del lago para permitir que los turistas lo visitaran, pero después de que sus números se volvieron demasiado grandes, se trasladó nuevamente al Palacio Hellbrunn, a las afueras de la ciudad.
     La producción especial de 1987 del, "Sonido de Navidad" protagonizada por, Julie Andrews, John Denver, y Plácido Domingo, también se filmó en el, Schloss Leopoldskron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario