Club de Pensadores Universales

Para donaciones en México para seguir con el Blog, puedes depositar en cualquier tienda OXXO o Sucursal Banamex a la cuenta 4766 8400 6900 2691. Gracias.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Déficit de Atención y Desorden de Hiperactividad

       Dave Cole, un escultor reconocido, considera su arte una parte importante de su vida, disciplina que proveyó un escape de los problemas que enfrentó en la escuela a causa de su Déficit de Atención y Desorden de Hiperactividad.
       Heinrich Hoffmann fué un psiquiatra y escritor alemán que escribió un libro para niños, en 1845, titulado, “Struwwelpeter,” o “El Desaliñado.” En uno de sus poemas titulado, “La Historia de Fidgety Philip,” Hoffmann dice:
“Dejenme ver si Philip puede ser un pequeño caballero.”
"Déjenme ver si es capaz de sentarse una vez en la mesa.”
"Asi habló de manera séria el padre a su hijo”
“Y la madre lo miro muy serio al ver a Philip portarse mal.”
"Pero a Philip no le importó. Su padre era tan bueno.”
"Rió.Jugeteó”
"Y entonces, yo les decláro,”
“Se balanceó inclinando su silla, como un caballito de madera.”
"¡Philip! ¡Me estoy Volviendo una Cruz!”

       El poema de Hoffmann, describe a un niño quien claramente tiene muchas de las caracteristicas de Déficit de Atención y Desorden de Hiperactividad. 
       En un principio se pensó erróneamente que la cáusa de tales niños con ese comportamiento obedecía a lesiónes cerebrales. Las prácticas educacionales de los años de 1940s incluían  ambientes libres de distraciónes, al grado que se prohibía portar joyería en las áulas. En los años 70s, se implementaron tratamientos no validados los cuales incluían una reducción de azúcar y aditívos de comida en la dieta de los niños con hiperactividad. Creéncias infundadas pensaron que la hiperactividad podía atribuírse a prácticas inapropiadas en la criánza de los niños. Actuálmente se ha comprobado la base biológica de éste Desórden de Atención y Déficit de Hiperactividad.
        El Déficit de Atención y Desórdenes de Hiperactividad es un desorden de desarróllo neurológico caracterizado por una atención elevada a los estímulos del medio ambiente que limita su estado de alerta para las tareas educativas. En cuanto a la inatención, éste desórden se caracteriza porque la persona que lo padece no logra prestar atención a los detalles o comete errores por descuido en el trabajo.
       Tiene dificultad para mantener la atención en las tareas. Parece no escuchar cuando se le habla directamente. No sigue instrucciones y no finaliza el trabajo, las tareas o funciones. Tiene dificultad para organizar tareas y actividades. Evita, le disgusta o es renuente a dedicarse a tareas que requieren esfuerzo mental sostenido. Pierde fácilmente las cosas. Se distrae fácilmente con estímulos externos. Olvidadizo en las actividades diarias. En cuanto a la inatención, el desórden se caracteríza por que juega con sus manos o pies o se retuérce en el asiento.
       Abandóna el asiento en el áula o en otras situaciones en las que se espera que permanezca sentado. Córre alrededor o salta excesívamente en situaciones en las que es inapropiado hacerlo. Tiene dificultades para jugar o enfrascarse tranquilamente en actividades de entretenimiento.
       A menudo habla excesivamente. A menudo se precipita en contestar antes de que la pregúnta halla sido terminada. Tiene dificultades esperando su turno. Interrúmpe o se inmiscúye en los demás. El Déficit de Atención y Desorden de Hiperactvidad es más frecuente en hombres y en Afroamericanos.
       Michael Phelps, quien abiertamente aceptó y confesó el tener Déficit de Atención y Desorden de Hiperactvidad estableció record mundial tras record mundial, logrando ocho medallas de oro en natación en Beijin 2008.
“Joe Pigza se Tragó la Llave” es la historia de un joven que experimenta Déficit de Atención y Desorden de Hiperactvidad, dando al lector una mirada al mundo de tales niños.
        Las causas exactas no se conocen, sin embargo, investigadores creen que la preséncia de tal condición tiene fuentes diferentes las cuales incluyen alguna clase de lesión cerebral por tráuma o infección, contribuciones genéticas y uso prenatal de alcohol y tabaco.  El medicamento para tratar ésta discapacidad no es efectívo uniformemente. Algunas drogas funcionan mejor con algunos individuos que con otros. Puede haber efectos secundarios negativos.
Adaptación y traducción: José Escobar.
Introduction to Special Education. Deborah Deutsch Smith y Naomi Chowdhuri Tyler. Pearson 2010. Capítulo 6. p. 194-220.

3 comentarios:

  1. Hola Jose, que han puesto una foto mía en una antigua entrada del blog sobre el trastorno defecit atención. El problema es que yo no soy la persona que querías mostrar. ¿Quería mostrar el escultor David Cole, yo no, yo soy un programador y definitivamente no tienen TDAH, aunque me siento honrado de estar en tu blog, a mí ya mis amigos le dio una buena risa. El hombre que quiere mostrar es este hombre: http://www.boston.com/ae/theater_arts/articles/2009/12/25/dave_cole_takes_knitting_to_new_heights/ - Elimine mi imagen de su artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Dave, ¡Qué error! Fue involuntario 100%. Bueno, me alegra que el error haya entretenido con humor a sus amigos. Gracias por tu comentario de sentirte honrado de estar en mi blog. Bueno, ya ha sido corregido. Gracias por enviarme la imagen correcta.Un saludo fraternal.

      Eliminar
  2. Thanks Jose, I appreciate the temporary stardom and fun! I'll happily read your blog from now on!

    ResponderEliminar